Tu Dieta y Estados de ánimo.

COMO EVITAR QUE LA DIETA AFECTE AL ESTADO DE ANIMO

Comer es un placer, no cabe duda y por eso, elegimos alimentos que nos gustan y evitamos los que nos disgustan porque se estimula la liberación de endorfinas - "hormonas de la felicidad"-, que mejoran nuestro humor.
Comer para sentirte bien, dependerá de consumir el tipo de alimento apropiado, en el momento apropiado y con la compañía apropiada. Comer sin preocupaciones y sin miedos.
Los "antojos" en la comida son bastante comunes: comer por  hambre, comer por aburrimiento, comer por estrés o, en general, comer cuando te sientes mal. Existe una vinculación emocional con los antojos, que no sólo está ligada a sus causas, también lo está con sus consecuencias. 
Varios estudios afirman que si consumimos una comida o bebida repetidamente que en general mejora nuestro humor o nos despierta, aunque el ingrediente activo esté ausente en ese momento, se producirá ese mismo efecto porque esperamos que ocurra. Por ejemplo: Si acostumbras a tomar Coca Cola normal, lo cual te genera una respuesta metabólica, si un día tomas Cocacola Ligth o Zero, tu respuesta metabólica será la misma al detectar el sabor dulce, aunque el ingrediente activo “azúcar” no se encuentre. 
Si se  siente apetito por algo "prohibido" y se evita conscientemente, el deseo de consumir ese alimento aumenta hasta sucumbir. Después se tienen sentimientos de culpa y remordimiento, nos hemos traicionado a nosotros mismos, esto ocurre sobre todo cuando se lleva una  dieta rica en azúcares y grasas, estás están asociada a desequilibrios emocionales, e incluso cuadros de depresión,

¿Por qué  esto no ocurre con otros estilos de alimentación con un mayor consumo de frutas, verduras, pescado y alimentos fresco?

No es casual, ya que estos últimos alimentos son portadores de nutrientes (como los ácidos grasos omega 3 y omega 6 o las vitaminas del grupo B), fundamentales en las funciones cerebrales, como componentes estructurales de las células nerviosas y como transmisores de señales químicas entre las neuronas. En pacientes deprimidos se suelen presentar niveles muy bajos de estos elementos. Personas propensas a la depresión deben evitar las dietas poco equilibradas o los periodos de ayuno prolongados.

¿Qué debemos evitar y qué debemos hacer?

NO EXISTEN MILAGROS

1. No seguir dietas milagro para adelgazar, con ayunos prolongados. La glucosa es el nutriente energético utilizado por las neuronas de nuestro cerebro, esencial mantener estable su nivel en sangre. Debemos pues:
  • Hacer 4 o 5 comidas al día, preferentemente manteniendo horarios habituales.
  • Comer cada 3-4 horas durante el día y hacer un desayuno rico en nutrientes..
  • Incluir en cada comida alimentos ricos en hidratos de carbono complejos -pan, arroz, cereales, pasta, patatas y legumbres-, que vayan liberando la glucosa lentamente y mantengan nuestros niveles equilibrados..
  • En dos de las cinco tomas del día, incluir también frutas, alimentos ricos en azúcares simples. 
  • 2. Metodo Dukan para adelgazar: Restringe los hidratos de carbono abusa de las proteínas. Según la Agencia Francesa para la Seguridad Alimentaria, del Medio Ambiente y Ocupacional (ANSES) esta dieta  puede comportar desequilibrios nutricionales y ser muy arriesgada, ya que su seguimiento podría comportar alteraciones somáticas, psicológicas, hormonales, de crecimiento o de rendimiento deportivo. El exceso de proteína puede causar sobrecargas renales y hepáticas, pérdida de calcio y aumento de los niveles de colesterol y ácido úrico. Esta dieta y otras de similar planteamiento suelen ocasionar efecto rebote, con la consiguiente frustración en el sujeto, y poniendo en riesgo nuestra salud física y mental.
  • ¿Cómo estar a Dieta y no caer en el mal humor?

    Las recomendaciones dietéticas más apropiadas recogidas por el consenso entre la FESNAD (Federación Española de Nutrición) y la SEEDO ( Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad),  son las siguientes:
  •  

    1. Disminuir el tamaño de las raciones, es decir, pasar de plato grande a plato mediano o pequeño.
    2. Disminuir las calorías que ingieres cada día, entre 500 a 1.000 las kilocalorías (kcal).
    3. Mantener una pérdida de peso de entre 0,5 y 1 kilo a la semana, durante un periodo aproximado de 6 a 12 meses.
    4. Disminuir la densidad energética de los alimentos de la dieta, esto es, cambiar de leche entera a semidesnatada, de queso curado a queso fresco, etc. 
    5. El ejercicio es beneficioso para el estado de ánimo. La mejora de la forma física psicológicamente ejerce una influencia muy positiva en los cambios de humor.

    Muchas veces no conseguimos los resultados deseados con el ejercicico debido a un mal planteamiento de éste o a que no está combinado con una dieta adecuada y entonces buscamos la recompensa alimentaria tras la actividad física y desconocemos los niveles de ejercicio a partir de los cuales se gasta energía.

    Para ello debemos dejarnos asesorar por expertos en nutrición y en ejercicio físico y seguir un programa apropiado a nuestras características y nuestros objetivos. 

    ¡No te dejes engañar, los  productos y las dietas milagro no existen!
    Estilo de vida Muscle Center

     

    Artículos Relacionados

    Quick info

    Horarios de apertura

    Lunes a Viernes 8h - 23h 
    Sábados 9h - 14h

    Dirección

    Calle Fray Juan Regla 18-20
    50017 - Zaragoza (Barrio Delicias), España

    Contacto

    Email info@muscle-center.com
    Teléfono 976 33 61 25